El Procedimiento Arbitral

Las normas

Imagen de fondo

La Corte desempeña sus funciones arbitrales con arreglo a sus Estatutos y a su Reglamento. Unos y otro conforman, junto con la ley, el marco normativo del arbitraje de la Corte.

La Corte cuenta, desde 2019, con unos nuevos Estatutos. Estos han sido elaborados tomando en consideración las mejores prácticas en materia de gobernanza de las instituciones arbitrales y, muy especialmente, las recomendaciones del nuevo Código de Buenas Prácticas Arbitrales del Club Español del Arbitraje (2019). Estas nuevas normas estatutarias, que rigen la organización y funcionamiento de la Corte, están especialmente encaminadas a reforzar la independencia, la transparencia y la eficiencia en la actuación de la Corte.

La Corte dispone de un Reglamento aprobado en 2019 en el que adopta, con mínimos ajustes, el Reglamento Arbitral Modelo del Club Español del Arbitraje. El Reglamento de la Corte incorpora así las últimas tendencias de la práctica arbitral nacional e internacional. Entre las cuestiones novedosas que el reglamento aborda pueden destacarse la financiación del procedimiento por parte de terceros, la figura del secretario del tribunal arbitral o las órdenes preliminares inaudita parte, entre otras.

La mayor sofisticación del nuevo Reglamento no implica, sin embargo, merma alguna en la autonomía de la voluntad de las partes, quienes gozan de amplias posibilidades para configurar el procedimiento de la forma que mejor se ajuste a las circunstancias concretas del caso. El Reglamento incluye un procedimiento abreviado para casos de menor cuantía y un procedimiento de árbitro de emergencia.

Puerta de Alacalá

En los siguientes enlaces podrá acceder a las Ley de Arbitraje y aL Reglamento y Estatutos de la Corte.

Ley Española de Arbitraje

Reglamento y Estatutos de la Corte